"La complejidad obliga a tener métodos para pensar".
Claudio Perna

Reflexiono sobre el territorio, el andar y su memoria, una continua inquietud sobre  su construcción social, el espacio edificado o no como vestigios de lo humano, lugares con memoria individual o colectiva, la materia del sitio como cuestionamiento estético, la arquitectura como un hecho cultural, indago en las relaciones humanas que se generan en esos territorio, aquellas relaciones de poder que surgen desde la espacialidad,  la perspectiva cultural de esos lugares,  los modos de asumir su existencia, lo multidimensional, la materia y toda la sensorialidad que puede implicar el recorrer, el archivo como huella y el lugar como un lienzo del habitar

Mi taller es un laboratorio de técnicas autodidacticas que suelen traducirse en un cuerpo de trabajo compuesto por fragmentos que dialogan entre si, aunque me interesa la exploración de diversos lenguajes a través de los procesos de mi obra, el collage es mi principal técnica, llevándolo a diversas dimensiones, que van de lo bidiminsional a lo tridimensional, lo analógico a lo digital, permitiéndome trabajar multicapas de material o contenido, creando un lenguaje heterogéneo, un proceso sistemático: recolectar, deconstruir, fragmentar y construir.

Soy un territorio, un lugar, un sitio, que transito en un ir y venir de resonancias en el paisaje, me pierdo, soy un ente de herencia migrante, las fronteras o el linde marcan mis inicios y no son mis finales, soy materia en transformación según el entorno, dialogo de forma indefinida sobre mi propia obra habitando en la cotidianidad del ir y venir.

Breve texto sobre mi obra

“Una paradoja migratoria que encierra la vuelta a tierra de sus mayores inmigrantes, acaso el camino inverso en un recorrido que es tan interior como geográfico. Revela cómo a través de los medios de su profesión ha conseguido ese código ya definido, donde las tramas, (o más bien los tejidos orgánicos de tantas cartografías) procuran en rigor una síntesis de colores y formas. “

Gabriel Vale

La gente se mueve. Se desplaza de un lugar del planeta a otro, muy cerca o muy lejos, atraviesa océanos sin saber cuándo volverá, se traslada dentro de su propio país, o bien cruza una frontera por la mañana para trabajar y volver de noche a su hogar. Grandes contingentes de personas, en aluviones repentinos o en goteos espaciados en el tiempo, abandonan sus lugares de origen por otras regiones, países o continentes, buscando labrarse un futuro en sitios a veces muy distintos de aquellos donde nacieron. 

Migrantes. Alejandro Reig – Roger Norum

Carpeta de declaración 2222.jpg